Mises Wire

Facebook icon
LinkedIn icon
Twitter icon
A
A
Home | Wire | China debe transitar una delgada línea entre el nacionalismo y el comercio global

China debe transitar una delgada línea entre el nacionalismo y el comercio global

  • XI.jpg
0 Views

Tags Economía GlobalProteccionismo y Libre ComercioGuerra y Política Exterior

A medida que la guerra comercial entre China y los Estados Unidos se calienta, algunos se preocupan por un potencial aumento en el nacionalismo chino que luego llevaría al proteccionismo. La tensión sino-estadounidense puede despertar el sentimiento patriótico del pueblo chino, por lo tanto, impulsando al gobierno chino a cerrar la puerta al comercio mundial, así como a la inversión extranjera. Sin embargo, yo sostengo que el nacionalismo chino siempre se guía por el pragmatismo económico. Mientras los nacionalistas chinos celebran la lista de aranceles de China contra la soja, el ginseng, los automóviles, el whisky, etc., estadounidenses y mientras esperan con ansias luchar contra el imperialismo occidental, China no tiene mucho poder de negociación en esta guerra comercial. Perder a los Estados Unidos como socio comercial obstaculizaría el crecimiento económico del país. Por lo tanto, como movimiento racional, el gobierno chino puede canalizar el patriotismo del enfadado populacho, y la preocupación pública por el aumento del nacionalismo/proteccionismo chino es necesaria.

En los estudios históricos y sociológicos del nacionalismo chino, está bien establecido que el estado y la población del país comparten una comprensión nacionalista diferente. En 2012, los nacionalistas chinos destruyeron tiendas y concesionarios de automóviles japonesas y boicotearon los automóviles japoneses debido a la disputa territorial de las Islas Diaoyu / Senkaku. Gustafsson (2014) investigó el sentimiento patriótico de estos nacionalistas y descubrió que en realidad sus actos vandálicos fueron condenados por el gobierno chino. El periódico controlado por el estado, China Youth Daily, criticó que era necesario que los manifestantes ejercieran "una fría moderación " y "siguieran siendo racionales". Además señaló que "a veces hay solo un paso entre amar al país y dañar al país"; un patriotismo "sano" no debe dañar la amistad entre China y Japón. El gobierno luego suavizó con éxito el sentimiento anti japonés de los nacionalistas. Durante ese tiempo, el gobierno buscaba cooperación económica con Japón y tales actos 'patrióticamente' hostiles no eran ideales. 1 No solo Gustafsson, en general los investigadores en el campo han estado de acuerdo en que el nacionalismo chino es racional y pragmático, que no sacrificaría el interés materialista de China por el simbólico "orgullo nacional" / "emoción nacional".2 Por definición, el pragmatismo es un comportamiento que no es disciplinado por un conjunto de valores o principios establecidos, sino por los beneficios y necesidades reales (Zhao, 2004).3

Además del carácter racional del nacionalismo chino, China es más vulnerable a la guerra comercial de lo que admite.

Primero, China tiene menos bienes por tarifa que los EE.UU. Trump comenzó la guerra comercial no porque sea un loco, sino porque es un hombre de negocios. Se espera que la guerra comercial aumente la libertad del mercado chino. Más precisamente, en mi entender, es un combate para minimizar el déficit comercial entre China y los EE. UU. Por lo tanto, como cuestión de hecho, China no tiene un valor de importación de los EE. UU., que sea comparable al valor de importación de EE. UU., de China. En 2016, el comercio de bienes estadounidense con China totalizó US $ 578,2 mil millones. La exportación de bienes estadounidenses a China fue de 115.600 millones de dólares, mientras que la exportación de bienes de China a los Estados Unidos fue de 462.600 millones de dólares.4 No es de extrañar que luchar contra un valor igual de comercio sea una opción no disponible para China.

En segundo lugar, China necesita productos estadounidenses más de lo que EE. UU. Necesita productos chinos. Si miramos en detalle las listas de artículos tarifados de los dos países, podemos ver que China grava principalmente los productos agrícolas y alimenticios, así como los productos manufacturados que no requieren tecnología avanzada para la producción, mientras que los Estados Unidos gravan los metales, la maquinaria, los equipos agrícolas y productos tecnológicos. Estados Unidos está poniendo tarifas a los productos que China aún no sabe cómo fabricar, y esto es desastroso para el desarrollo de la industria electrónica y tecnológica de China. Por ejemplo, cuando se les prohibió a las compañías tecnológicas estadounidenses vender semiconductores al gigante chino de las telecomunicaciones ZTE; el mercado ahora espera que ZTE quiebre en días.5 Los desarrolladores estadounidenses como Qualcomm, Intel, etc., están realmente en la cima del negocio tecnológico, y todos sabemos que el material "hecho en China" a menudo implica copiar e incluso robar la tecnología de otros. Lamentablemente, los sectores de fabricación y servicios siempre necesitan el apoyo de la electrónica y la tecnología para el crecimiento; entonces, la guerra comercial limitaría la perspectiva económica de China. Por el contrario, el impacto de los aranceles de China en los productos estadounidenses es moderado. Tomemos como ejemplo la soja: cuando China anunció un arancel a la soja estadounidense, el precio de la oleaginosa bajó inmediatamente. Sin embargo, la soja estadounidense pasó a ser más barata que la ofrecida por Brasil, el mayor exportador del mundo; entonces los compradores se pasaron de Brasil a Estados Unidos. El precio y el volumen de transacciones de la soja estadounidense se achicaron de nuevo.6 En resumen, el mercado mundial de la electrónica y la tecnología es una oligarquía, pero el mercado agrícola / manufacturero mundial está cerca de la competencia completa. Como las dos superpotencias compiten en diferentes mercados, no están batallando en un terreno equitativo.

Uno puede decir: OK, China todavía puede avergonzar a Estados Unidos al vender bonos del Tesoro de los Estados Unidos. El problema es que, después de vender los bonos, ¿qué haría China con el dinero? China probablemente comprará bonos RMB para el gasto interno. Por lo tanto, el precio del RMB aumentará, y esto es exactamente lo que me gustaría ver si fuera Trump. Si el RMB se vuelve más caro, el déficit comercial disminuirá.

Por lo tanto, no importa que China "venga" con el comercio o los bonos, Estados Unidos aún gana. Después de todo, paradójicamente, Trump comenzó la guerra comercial por facilitar el libre comercio con China. Las tarifas son una medida temporal en un largo juego para el "bien mayor" del mercado libre. Sobre todo, la actitud aparentemente fuerte de China ante el desafío de la guerra comercial puede considerarse como un gesto político necesario. Una guerra comercial no se trata solo de economía sino de política: China tiene que presentar a su gente que su gobierno y su país son inquebrantables y orgullosos. En mi opinión, es improbable que el patriotismo se apodere de la determinación de China por la modernización y la prosperidad, ya que el pragmatismo económico es algo elemental del nacionalismo chino. Pueden esperarse negociaciones bajo la mesa entre las dos potencias mundiales.

  • 1. Los análisis detallados se pueden encontrar en Gustafsson, K. (2014). Is patriotism distinct from nationalism? The meaning of ‘patriotism’ in China in the 2000s. Suecia: Centro de Estudios de Asia Oriental y Sudoriental, Universidad de Lund.
  • 2. El pragmatismo económico ha sido identificado como una de las principales características del nacionalismo chino, que involucra elementos del marxismo. Se pueden encontrar más discusiones en Zheng, Y. (1999). Discovering Chinese nationalism in China: Modernization, identity, and international relations. Cambridge: Cambridge University Press.
  • 3. La definición proviene de Zhang, S. (2004). A Nation-state by Construction: Dynamics of Modern Chinese Nationalism. Stanford: Stanford University Press.
  • 4. Los números provienen de la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos. Disponible en https://ustr.gov/countries-regions/china-mongolia-taiwan/peoples-republic-china
  • 5. Un informe de noticias sobre la posible bancarrota de ZTE está disponible en https://www.forbes.com/sites/jeanbaptiste/2018/04/17/how-the-us-export-ban-effectively-bankrupts-chinas-telecom-giant-zte / # 4721950f720c
  • 6. Un informe sobre el cambio en el precio de la soja estadounidense está disponible en https://finance.yahoo.com/news/u-china-trade-tariff-barbs-120814218.html

Katy Puiman Chan is a PhD student at the School of Social and Political Sciences of the University of Melbourne.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire