Mises Wire

Home | Wire | ¿Puede la deflación reparar el daño causado por la inflación?

¿Puede la deflación reparar el daño causado por la inflación?

  • bandaid1.PNG
0 Views

Tags Dinero y BancosDinero y Banca

08/03/2018

La laxa política monetaria del banco central, que equivale a la disminución de las tasas de interés y el bombeo monetario, da lugar a actividades que no pueden existir por sí mismas sin el apoyo de esta laxa política monetaria.

Un aumento en el suministro de dinero como resultado de una posición monetaria fácil por parte del banco central establece un intercambio de nada por algo, es decir, la desviación de la riqueza real de los generadores de riqueza hacia actividades que surgen de una política monetaria flexible. Diversas actividades que surgen debido a la política monetaria laxa son actividades de la burbuja. Dado que estas actividades no pueden mantenerse por sí mismas, constituyen una carga para los generadores de riqueza.

Es tentador sugerir que una postura monetaria más restrictiva del banco central podría deshacer los aspectos negativos de la postura monetaria laxa anterior, es decir, la política inflacionaria mediante la eliminación de las actividades de la burbuja. De hecho, este tipo de política lleva una etiqueta de una política contracíclica.

En esta forma de pensar, siempre que la actividad económica se ralentice, debería ser un deber del banco central darle un empujón, lo que colocará a la economía nuevamente en la trayectoria de un crecimiento económico en expansión. El impulso se hace por medio de una política monetaria flexible, es decir, la reducción de las tasas de interés y el aumento de la tasa de crecimiento de la oferta monetaria.

Por el contrario, cuando la actividad económica se percibe como "demasiado fuerte", entonces, para evitar un "sobrecalentamiento", el banco central debería "enfriar" la actividad económica mediante una postura monetaria más restrictiva.

Esto equivale a elevar las tasas de interés y ralentizar las inyecciones monetarias. Se cree que una postura más firme colocará a la economía en una trayectoria de crecimiento no inflacionario estable. En esta forma de pensar, la economía se percibe como una nave espacial, que ocasionalmente se desliza de la trayectoria del crecimiento económico estable.

Por lo tanto, en esta forma de pensar, tiene mucho sentido que el banco central observe la economía todo el tiempo y haga los ajustes necesarios para mantener a la economía en el camino de crecimiento correcto.

También se argumenta que, debido a que no conocemos exactamente el estado de la economía en un momento dado, es muy posible que la postura laxa del banco central sea excesivamente floja, lo que puede derivar en un llamado sobrecalentamiento. Esto significa que la política flexible empujará a la economía fuertemente por encima de la trayectoria de un crecimiento no inflacionario estable.

Por el contrario, una postura más restrictiva podría ser excesivamente ajustada y arriesgarse a hundir la economía por debajo de la trayectoria de crecimiento económico estable no inflacionario: una severa depresión económica.

La visión de que la economía podría verse como una nave espacial es una metáfora engañosa, ya que la economía se trata de seres humanos que utilizan sus medios para lograr diversos objetivos. Dado que la economía se trata de seres humanos, ninguna autoridad central puede reemplazar el mercado libre sin obstáculos que permite a los individuos alcanzar sus objetivos de la mejor manera posible.

El fracaso de varias economías de planificación centralizada, como la ex Unión Soviética, es un testimonio de que las autoridades centrales intentan empujar a la economía hacia la llamada trayectoria deseada en un desastre económico.

Como señaló Ludwig von Mises, una postura monetaria restrictiva no puede deshacer los aspectos negativos de la floja postura previa. La mala asignación de recursos debido a la política monetaria laxa no puede revertirse por una postura más estricta.

Una infraestructura que surgió como resultado de la posición de un flojo banco central no puede ser alterada así por una postura restrictiva. Varios recursos comprometidos con la nueva infraestructura no siempre se pueden cambiar fácilmente hacia otra infraestructura, lo que está de acuerdo con las prioridades de los consumidores.

Según Percy L. Greaves, Jr. en "The Causes of the Economic Crisis and Other Essays before the Great Depression":

Mises también se refiere al hecho de que la deflación nunca puede reparar el daño de una inflación previa. En su seminario, a menudo comparó ese proceso con un conductor de automóviles que había atropellado a una persona y luego trató de remediar la situación pasando sobre la víctima en reversa. La inflación complica tanto los cambios en la riqueza y los ingresos que resulta imposible deshacer los efectos. Entonces, las manipulaciones deflacionistas de la cantidad de dinero son tan destructivas de los procesos de mercado, guiadas por precios de mercado sin trabas, tasas salariales y tasas de interés, como lo son tales manipulaciones inflacionarias de la cantidad de dinero.

Una postura monetaria más restrictiva, si bien es probable que socave varias actividades de la burbuja, también generará varias distorsiones que infligen daño a los generadores de riqueza. Tenga en cuenta que una postura más estricta sigue siendo la intervención del banco central y en este sentido; no da lugar a la asignación de recursos de acuerdo con las principales prioridades de los consumidores. Por lo tanto, no se sigue que una postura más estricta pueda revertir el daño causado por la política inflacionaria.

Al liberar a la economía de las manipulaciones del banco central, el proceso de destrucción de la riqueza será arrestado. Solo esto fortalecerá el proceso de generación de riqueza real. Con un mayor grupo de riqueza real, con el tiempo va a ser mucho más fácil absorber diversos recursos mal asignados.

Frank Shostak's consulting firm, Applied Austrian School Economics, provides in-depth assessments of financial markets and global economies. Contact: email.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
iStock
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire